miércoles, 8 de mayo de 2013

Pretty Pet


Pretty Pet

por Colectivo juan de madre

       
       Hace apenas un mes se inauguró la primera Pretty Pet en Europa. Hasta ahora, la célebre cadena de tiendas limitaba su presencia comercial a los continentes asiáticos y africanos. Hong Kong, Moscú, Abu Dhabi, Ciudad del Cabo o Bangkok son algunas de las ciudades donde ya triunfan, entre los más adinerados del lugar, los servicios ofrecidos por Pretty Pet.
Aquí, el establecimiento se localiza en el número 234 de la calle Aragón. Ocupa un local de 185 m2, donde antes se encontraba una reputada galería de arte. En el escaparate, hasta el momento, solo muestran algunos complementos, como collares de cuero y diamantes, correas, comederos, champús desparasitadores o extravagantes chubasqueros. El transeúnte curioso debe entrar a la tienda para conocer el verdadero motivo de este establecimiento.
En vitrinas acristaladas e individuales, de apenas dos metros cuadrados, tumbados sobre cemento recubierto de poca paja, se exhiben las dos docenas de graves disminuidos psíquicos y mentales que están a la venta. A un joven moreno le faltan las dos piernas y la oreja derecha; una muchacha desnuda, con chichonera, babea, se masturba, y golpea el vidrio con la cabeza; un anciano sordo, mudo y ciego se saca los mocos secos de la nariz y los pega en la pared; por citar tres ejemplos.
Todos ellos, como decimos, se encuentran a la venta; o “en préstamo de cuidado perpetuo” como refiere el contrato que firmará el cliente interesado. Así, el comprador pagará una cuota mensual a Pretty Pet, convirtiéndose en usufructuario del disminuido.
En las ciudades donde el negocio ya lleva algún año funcionando, ha resultado del todo exitoso. Por las aceras de Ciudad del Cabo no es extraño cruzarse con señoras recogiendo las heces que su síndrome de Williams va dejando a su paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada